¿Tipos de Osteopatía?


La Osteopatía no debería diferenciarse en segmentos o tipos de Osteopatía (estructural, visceral, craneal). Aunque a nivel docente se desglosa el estudio osteopático en:

 

  • Osteopatía Estructural: dirigida al sistema musculo-esquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente, dándose durante la sesión de tratamiento, un continuo análisis y un continuo decidir del Osteópata, sobre qué técnica aplicar. 
  • Osteopatía Craneal: enfocada al tratamiento de los problemas relacionados con la estructura ósea del cráneo y la mandíbula, con  la enorme importancia que estas ejercen sobre el sistema nervioso central y autónomo, sobre la postura y sobre determinadas funciones ORL. Así se puede emplear para corregir problemas oclusales en colaboración con dentistas, en problemas posturales, en traumatismos craneales, secuelas de accidente cerebro-vasculares y disfunciones neurológicas (neuralgias del trigémino, parálisis facial, migraña, vértigos, sdme. de Meniere, etc..). Las técnicas craneales se emplean también en niños y bebés, sobre todo cuando estos han padecido de un parto difícil (fórceps, cesáreas, …) 
  • Osteopatía Visceral: se ocupa del tratamiento de órganos y vísceras, mejorando la función de estos; la indicación de las manipulaciones sobre el sistema digestivo es principalmente liberar adherencias que puedan dificultar el riego sanguíneo de los mismos, secuelas de cirugía, secuelas de infecciones y ptosis (descenso de un órgano). El tratamiento visceral muy a menudo puede ser necesario para aliviar ciertos dolores del aparato locomotor: en efecto el sistema visceral proyecta a veces su sufrimiento a nivel de raquis (reflejos víscero-somáticos). Ciertos desequilibrios funcionales encuentran en la osteopatía una ayuda importante : es el caso de trastornos como gastritis ,hernia de hiato , molestias intestinales , estreñimiento , trastornos digestivos en relación con la vesícula biliar , trastornos menstruales,…

 

Pero como se mencionaba al principio, la Osteopatía ¡¡es una sola Osteopatía!!   Las tres ramas deben estar siempre integradas en la práctica osteopática. Aplicaremos unas técnicas u otras en función de lo que encontremos en la valoración del problema del paciente.