ZERO BALANCING


El equilibrio entre la estructura y su energía


 El Zero Balancing es una técnica eficaz y a la vez suave que equilibra la estructura corporal con la energía del cuerpo. Usando la presión con los dedos y estiramientos mantenidos, ayuda en la liberación de la tensión acumulada en las estructuras profundas del cuerpo, reequilibrando sus disfunciones. Es un sistema simple pero poderoso.

 

La calidad del toque terapéutico permite que la estructura física y energética se equilibre, de forma que se armonicen las interrelaciones entre las dos partes.

 

Zero Balancing proporciona un punto de equilibrio alrededor del cual el cuerpo puede relajarse, dando a la persona la oportunidad de liberarse del desequilibrio y del dolor y de experimentar un nuevo nivel de integración personal.

¿Cómo es una sesión de Zero Balancing?


Una sesión de ZB generalmente dura entre 30-40 minutos y se puede realizar con la persona completamente vestida. A través de las manos se realizan maniobras suaves, firmes y relajantes sobre el aparato musculoesquelético, estando el paciente estirado sobre su espalda, siguiendo un protocolo determinado.

 

Produce normalmente una profunda relajación, una sensación de bienestar y de estar centrado en el propio cuerpo.

 

Los clientes que son tratados con Zero Balancing pueden alcanzar un mayor nivel de comprensión sobre el funcionamiento de sus patrones corporales y mentales, con lo que pueden ser reestructurados. Esto se traduce en un cambio evidente de la forma en cómo experimentamos nuestro cuerpo y nuestros movimientos.

 

Zero Balancing forma parte de los cuidados complementarios de salud. Es un complemento al tratamiento médico y no un sustituto del mismo.

 

 

¿En qué puede ayudarme el Zero Balancing?


Cualquier persona en muy distintas situaciones puede beneficiarse del ZB, desde personas bajo mucha presión o aquellas que tengan síntomas relacionados al stress, o hasta personas que se sientan bien y estén interesadas en mantener una salud optima.

 

Una sesión de ZB es ideal para ayudarte a prevenir y a liberar viejos patrones grabados en los tejidos, apoyando el cambio y crecimiento de manera equilibrada.

 

Es recomendable para:

 

  • Buscar equilibrio, relax y bienestar.
  • Para tomar conciencia del cuerpo y de ti mismo.
  • Para favorecer la descarga de estrés.
  • Reequilibrar y flexibilizar la estructura favoreciendo la postura correcta del cuerpo.
  • Cefaleas y dolores corporales de origen tensional.

 

Origen del Zero Balancing


El Dr. Smith se doctoró en osteopatía en 1955 y en medicina en 1961. Durante las décadas de los 60's y 70's estuvo en la búsqueda de un profundo entendimiento de la enfermedad y la salud llegando a ser estudiante de Rolfing, yoga, meditación y filosofías orientales. El Dr. Smith se licenció en acupuntura en 1972 y más tarde estudió con J.R. Worsley en el Chinese College of Acunpuncture en Inglaterra, ganando tanto el grado de licenciatura como de maestría en acupuntura.

 

En  1975 desarrolló los principios del ZERO BALANCING, como una manera de integrar los diferentes métodos que trabajan sobre la energía y la estructura en el cuerpo humano.

 

El nombre de Zero Balancing surgió espontáneamente en la primera sesión que recibió un cliente.

 

F. Smith describe sus descubrimientos en relación a los modelos de salud occidentales y orientales, en su libro "Puentes Interiores". Ha enseñado intencionalmente y 
adiestrado monitores y profesores para el uso de este método.

 

Todos los profesionales del Zero Balancing son también profesionales de la salud en otros campos.